Sobre el Proyecto

“Feminismos: mujeres indígenas, campesinas y afrodescendientes por el derecho al aborto y los derechos sexuales y (no) reproductivos”

 

Presentación del Proyecto

“¿Feminismo indígena?“, escribió Sarri Vuorisalo-Tiitinen como título de su tesis doctoral presentada en la Universidad de Helsinky en 2011 y abrió lugar a una pregunta que muchas nos estábamos haciendo por ese entonces. Ella había observado el proceso de liderazgo de mujeres zapatistas.
Desde Católicas por el Derecho a Decidir veníamos manteniendo una relación cordial, a veces de amistad, y siempre ligada a la necesidad de asistencia directa con mujeres indígenas de pueblos chorote, wichí, guaraní y toba en el norte de Argentina. Y otras veces comenzamos a hablar con ellas de empoderamiento y perspectiva de género en relación con problemas sociales que conocíamos del mundo de las mujeres criollas blancas*, como la violencia de género, la trata de personas, los abusos sexuales y los derechos sexuales y reproductivos sin conocer en profundidad cómo se sentían ellas ante estos temas, cómo los vivían. Eran temas propuestos por nosotras. Aun con esas falencias comenzamos a conversar entre y con mujeres y diversidades sexuales indígenas.

Nos asociamos con organizaciones de mujeres indígenas, como ARETEDE, que está compuesta por mujeres de los pueblos wichí, guaraní, toba y qom del departamento San Martín en la provincia de Salta, en el norte de Argentina. Su historia se remonta a fines de la década de 1990, cuando comenzaron a reunirse para analizar las problemáticas de los pueblos indígenas y cómo éstas afectaban particularmente a las mujeres. Este proceso organizativo promovió la realización de los Encuentros Departamentales de Mujeres Indígenas que tuvieron lugar desde 2001 hasta 2006 en la ciudad de Tartagal, hechos inéditos en los que participaban mujeres de los siete pueblos originarios del norte argentino.

En 2008, como resultado de una etapa de capacitación en comunicación, inauguraron la primera radio originaria del norte de Salta: FM Comunitaria La Voz Indígena.

El cuerpo de la mujer indígena como objeto de burlas y desechable es una variable que atraviesa la mayoría de las prácticas relacionadas con instituciones concernientes a la salud sexual y/o no reproductiva, lo que se experimenta como violencia de género institucional: violencia obstétrica, discriminación, maltrato, expresiones de “asco” con relación a hábitos con sus cuerpos y con sus hijxs.

A su vez, debido a los procesos de colonización las mujeres indígenas se han visto obligadas a migrar a las ciudades para poder acceder a la educación, al trabajo y otros derechos humanos. Por eso en Argentina existe una gran población de indígenas viviendo en ciudades. En tal sentido forman parte de Católicas por el Derecho a Decidir mujeres jóvenes con ascendencia de pueblos originarios que como activistas antirracistas han hecho grandes aportes a los debates internos en nuestra organización.

Ahora volvamos a la pregunta inicial: ¿existe un feminismo indígena? Son las líderes de los pueblos indígenas quienes están desarrollando esta respuesta. En principio han impuesto preguntas en el feminismo “blanco” de Argentina. Más allá de las intersecciones “pobre”, “mujer”, “indígena” son los “etcéteras” los que pesan en este proceso. Esos etcéteras que el feminismo blanco interpreta que existen, que están ahí, como intersecciones pero que solo pueden descubrir y develar quienes las vivencian, que son las mujeres indígenas.

Nuestro objetivo no es liderar el proceso. Católicas por el Derecho a Decidir ha comenzado una asociación virtuosa con mujeres y disidencias sexuales indígenas y campesinas organizadas en 10 provincias del país desde 2019 en la que se van desarrollando capacitaciones, acciones de incidencia, encuentros, producción de materiales en lengua originaria de pueblos wichí, chorote, guaraní, qom y mapuche realizados por mujeres líderes indigenas sobre derechos sexuales y reproductivos, aborto, violencia de género, en formato gráfico y audios para radialistas.

Nuestro objetivo es fortalecer los liderazgos emergentes de mujeres indígenas, campesinas y afrodescendientes de Argentina para el acceso al derecho al aborto y los derechos sexuales y reproductivos.

Objetivos específicos:

a. Articular acciones para superar barreras, obstáculos y dificultades con las que se encuentran las mujeres originarias y campesinas al momento de intentar acceder al sistema público de salud.
b. Incidir transversalmente con diversos actores y actrices en la agenda hacia un sistema de salud intercultural, feminista y de derechos humanos
c. Promover la Accesibilidad a la ley 27610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo para la población en general y las mujeres y personas gestantes indígenas, campesinas y afrodescendientes en particular.

El equipo de comunicación de CDD ha creado este micrositio y lo alimenta día a día con todo el material producido puesto a disposición del público en general, equipos de investigación, estudiantes. Es abierta su difusión con la sola mención de la fuente, Católicas por el Derecho a Decidir Argentina. 2021. Proyecto “Feminismos: mujeres indígenas, campesinas y afrodescendientes por el derecho al aborto y los derechos sexuales y (no) reproductivos”, en https://cuerposylibertades.catolicas.org.ar/

_____
*criollo es un término que surgió en la época colonial para nombrar a las personas nacidas en América que descendían exclusivamente de padres españoles o de origen español.

Agradecimientos

Aportes a la adaptación socio lingüística del Protocolo para la Atención Integral de personas víctimas de violaciones sexuales: Felisa Mendoza, María Miranda, Cristina López, Micaela Carema, Teresa Torres, Ayda Valdéz, Nancy López, Mónica Arias, Edith Martearena, Mónica Medina, Mariana Ortega, Ziomara Garzón.

Edición de los audios: Luis Giménez, Saturnino Medina, Anibal Guisano, Mariana Ortega.

Queremos agradecer especialmente a Leda Kantor y Ziomara Garzón por su trabajo y acompañamiento en los talleres, también a las psicólogas Estela Lizondo y Gabriela Mazzocato, y a la Licenciada en Obstetricia Janet Meoniz, por su participación y aportes al proceso de talleres.

Agradecemos también a nuestres compañeres de La Voz Indígena.